Martes, 16 Noviembre 2021 02:04

Crítica de la serie DEXTER NEW BLOOD: ¿Para qué has vuelto, Dexter?

Escrito por  Publicado en Críticas Series 2021-2022

Reseña ESPECIAL con TEMAS de la EXCELENTE Banda Sonora


Dexter está de regreso, y todos nos hemos hecho la misma pregunta en algún momento de esta nueva etapa: ¿Para qué ha vuelto?

Solo hay dos posibilidades: una, para hacer un "más de lo mismo" e intentar repetir el éxito que ya tuvo la serie madre. Otra, para atreverse a ir "más allá", algo que todos estuvimos esperando durante las primeras 8 temporadas... y que al final nunca sucedió.

Vistos los primeros capítulos, la duda se mantiene. Es un clásico de 'Dexter': mantenernos enganchados para saber si va a haber más. Si van a ir más allá. Si se van a atrever.

En el inicio de 'Dexter: New Blood', título de la nueva temporada limitada, nos reencontramos con el icónico asesino en serie Dexter Morgan, a ritmo de "The Passenger" de Iggy Pop. Es un buen comienzo. De hecho, la banda sonora destaca en los nuevos episodios, y eso puede tomarse como algo tan positivo como negativo. Malo cuando la banda sonora destaca tanto. Pero es así. Destaca.

Crítica de la serie DEXTER NEW BLOOD / CEC SERIES

En los primeros compases somos testigos de la nueva vida de Dexter. En el penoso final de la octava temporada, del que sus propios protagonistas y creadores han rajado sin piedad (y no era para menos), Dexter fingió su muerte y se fue a Iron Lake, una pequeña y muy fría localidad de Nueva York donde reside desde hace 10 años, bajo el nombre de Jim Lindsay.

Los nuevos episodios nos muestran su nueva vida social, que vuelve a ser poco creíble. No solo eso, sino que los escritores de la serie se esfuerzan en remarcanos -otra vez- lo bien aceptado que está en su nuevo entorno: todo el mundo confía en él, nadie sospecha nada... Más de lo mismo. Y muy pesado. Este tramo "social" se hace realmente soporífero, no solo porque ya lo hemos visto durante 8 temporadas, sino porque los nuevos personajes y sus historietas tienen un interés nulo.

Lo mejor se encuentra en las referencias a la propia serie. Y es que, a pesar de que Dexter quiso deshacerse de todo rastro de su vida anterior, hay ciertos hábitos que se mantienen: como llevar dulces al jefe de la tienda en la que trabaja, o su habitual cercanía a la policía al estar saliendo con la sheriff del lugar.

El único hábito que eliminó fue el de matar, pero todos sabemos que eso va a cambiar por una serie de infortunios que le llevarán a aferrarse a su oscuro pasajero. A su propia y oscura naturaleza...

Durante estos años, las visiones que ha tenido de su fallecida hermana, la insoportable Debra, parecen haberle llevado por un camino sereno y tranquilo: su demonio interior ha estado dormido y reprimido. Pero después de varias ensoñaciones en el sentido contrario y, sobre todo, de presenciar el asesinato de un ciervo blanco que llevaba años observando, Dexter noquea al hijo de un importante hombre de negocios de la ciudad.

Su sistema metódico se reactiva: lo lleva a su cabaña, y sucede lo que todos estábamos esperando: es en ese momento cuando vemos resurgir al verdadero Dexter, el animal que da rienda suelta a su impulso más instintivo.

Y eso es, precisamente, lo que hace que Dexter vuelva a la vida. En el momento exacto, pues su hijo Harrison acaba de presentarse en la ciudad.

Esta coincidencia en el tiempo es todo un puntazo, y la relación entre padre e hijo es una de esas oportunidades que la serie tiene para ir más allá. De hecho, todos los psicópatas que vemos la serie queremos que Dexter se encargue de la "educación" de su hijo y que le enseñe a matar a los humanos que sobran en este mundo. O, como mínimo, que su hijo Harrison le descubra con las manos en la masa, y se orqueste un conflicto que valga la pena visionar.

Pero no todas las casualidades tienen ese mismo nivel: la serie sigue pecando de forzar demasiadas coincidencias, que en lugar de darle la emoción que sus creadores buscan, acaban convirtiéndola en vulgar. Y es que las hemos visto miles de veces ya. En Dexter, y en muchas otras series y películas que no merecen nuestra consideración: la llamada de teléfono en el momento más inoportuno, el disparo en el momento justo... Agobiante, ridículo. 'Dexter' ya hizo uso y abuso de estas escenas supuestamente emocionantes, que ahora ya empiezan a ser patéticas y se han convertido en uno de sus grandes defectos.

La serie aspira a ser una buena secuela de Dexter. Pero deberán pulir esos defectos y, sobre todo, atreverse a ir "más allá". En todo. 

Hemos visto a un Dexter mucho más descuidado, al igual que algunos detalles de la trama. Si pretende seguir con sus aficiones delictivas, deberá mejorar. Igual que deberán mejorar sus guionistas. Los tiempos cambian, y todo se "moderniza"... ¿tendrá cabida nuestro asesino en serie favorito en los nuevos tiempos? ¿Estarán él, y la propia serie, a la altura de su excelente banda sonora?

Nos sigue quedando la duda... ¿Objetivo cumplido?

LA REFLEXIÓN FINAL | Tras seguir el instinto de su oscuro pasajero durante años, 'Dexter' decidió dejarlo todo atrás para seguir el camino que siempre se nos ha indicado, el que es común para todos. El "normal". Podemos CREER que el camino está ahí para nosotros, y también podemos CREER que tenemos capacidad para escogerlo. Pero será nuestra verdadera naturaleza la que acabará decidiendo el trayecto que transitamos en la vida.

Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Últimos comentarios